Home

Hoy la noticia de una familia de colonos asesinada por un hombre de la zona ha causado conmoción. Los niños tenían menos de once años, unos pequeños inocentes que nada tenían que ver con la realidad que ls ha tocado vivir, inocentes, soñadores, con un gran libro en blanco en su interior, aun por escribir y aprender de la vida, reflexionar sobre lo que está bien y lo que no.

Los padres  de los pequeños, israelíes, decidieron vivir en Cisjordania, Palestina, en una colonia vallada y protegida a prueba de todo, con una gran bandera israelí visible desde kilómetros. Ese territorio vallado es considerado Israel para los pocos que ahí dentro viven, a pesar de que toda la comunidad internacional sostiene que, sin dudas, está en la actual Palestina.

¿Es necesaria esa provocación? ¿de verdad se quiere la paz?, es incomprensible que se reclame paz por parte de la sociedad hebrea y, al mismo tiempo, existan las numerosas colonias en tierra árabe. Es entendible que en algunas ocasiones pueda existir dudas sobre si determinada zona está en la actual Cisjornadia o en Israel, bueno, no lo comparto porque no debería haber dudas, pero se podría entender, pero esos casos son mínimos, la mayor parte de colonias actuales se encuentran en pleno centro de Palestina.

El asesinato nunca es justificado, provenga de quien sea, pero es interesante que cuando un árabe mata es “terrorismo” y, en cambio, cuando es el ejército enviado por un Gobierno, entonces se llama “protegerse de hipotéticos ataques”.

El verdadero problema reside en el gran esfuerzo (poco a poco con éxito) que la derecha israelí tiene en intentar mostrar al mundo la correcta visión de la situación en Oriente Medio. Hoy leía un artículo interesante sobre las críticas que el estado hebreo ha lanzado al la agencia que las Naciones Unidas tiene para los Regugiados Palestinos (Unrwa). Israel se muestra convencido de que los campos de refugiados palestinos son almacenes de creación de terroristas, así, sin mayor argumentación. ¿Y qué son los asentamientos israelíes en territorio palestino?, viviendo en tensión, mostrando a los niños quién es el malo y quién el bueno.

Sin lugar a dudas es preocupante la campaña publicitaria que Israel lanza, teniendo en cuenta de que existen sectores que secundan la idea.

Entre Belén y Jericó (Cisjordania) / Mángel Sevilla 2008

 

Anuncios