Home

Ayer viernes se llevó a cabo una multitudinaria manifestación en  la Plaza Tahrir. Había personas de todo tipo, clases sociales, ideologías,… El fraternal ambiente duró a lo largo de toda la mañana, tarde y noche. El objetivo del acto era que se cumpla algo tan simple como lo que el pueblo demanda, que se juzgue al exdictador Hosni Mubarak.

Todas las personas hablando entre ellas sin conocerse de nada, únicamente de tener en común la idea por la que se reúnen. Mi sorpresa al levantarme esta mañana y leer en El País la noticia de que  más de medio centenar de personas heridas y dos adolescentes muertos me ha sorprendido. Al parecer, en la madrugada entraron militares a la plaza para acabar con la pacífica manifestación. Las fuerzas del orden han afirmado que no utilizaron la fuerza, ni armas,… pero quienes ahí estaban vieron en primera persona que no llegaron con el arma del diálogo. Una ola de decepción y pesimismo parecer retomar el mando de la ilusión por la que todo se organizó. Aquellas famosas frases en febrero de la cúpula militar que decían algo así como que los militares egipcios nunca fueron contra su pueblo ni lo harían… han quedado en el olvido… Imágenes de esta madrugada en la Plaza Tahrir:

Plaza Tahrir ayer/ Mángel Sevilla. Cairo

Anuncios