Home

Tras unas semanas desconectado del mundo vuelvo a retomar las observaciones de este fabuloso país en el que me encuentro. Estar presente este país en estos días de Ramadán provoca la percepción de que el año que uno lleva vivido en esta cultura no es suficiente, aun siguen apareciendo vivencias de la que uno no puede evitar mostrar sorpresa y admiración, estoy en otro Egipto, no parece el mismo de siempre. Los horarios de todo han cambiado, cuando antes algo abría ahora cierra, la actitud de la gente es diferente, más relajada.

Hace un par de días que terminó el periodo de ayuno y ha comenzado el Aíd, la fiesta celebrada tras romper con el ayuno que comienza en el final del Ramadán. El primer día del Aíd impresiona, las calles están completamente inundadas de gente, es difícil caminar con tranquilidad sin recibir hombros de todo tipo que chocan de modo directo con el propio. Algo curioso es que al haber estado ayunando no sólo en alimentación y agua, sino también de un modo espiritual, se aprecia un incremento impresionante en el envío de piropos de los jóvenes hacia las muchachas. La polución acústica de la ciudad se ha multiplicado durante la noche en el Aíd, de por sí Cairo resulta ruidoso, ahora mucho más, sin olvidar de mencionar el tráfico y la dificultad de encontrar un taxi. Además, los petardos y fuegos artificiales están en cada esquina de la mano de algún joven o niño que enciende la llama.

El ambiente es muy positivo y agradable a pesar de los pequeños inconvenientes propios de áreas masificadas en periodos estivales, tener la oportunidad de vivir el periodo más importante del mundo musulmán en un gran Estado como el egipcio no tiene precio, impresionante.

Hoy empieza septiembre, un nuevo ciclo parece entrar en la tierra de los faraones, un periodo de cambios políticos a los que los ciudadanos van a tener que enfrentarse próximamente. Vivirán un periodo en el que se marcarán los pilares de la sociedad política de las próximas generaciones, así que tras un mes de reflexión y recarga de energía, Egipto retoma sus tareas.

Anuncios