Home

Es casi media noche, me encuentro en casa, un sexto piso situado a escasos cien metro del Nilo. El sonido de las ambulancias es constante y va en aumento, los disparos se dejan sentir a cada rato, hay un ambiente tenso en el que es poco fácil mantener la absoluta calma. Parece que los vehículos con su sirena de emergencia se dirigen hacia la Plaza Tahrir. Esperemos que la noche finalice de la mejor forma posible.

La poco nítida información que se ofrece en Egipto sobre lo sucedido en el último par de días hace que se haga difícil cualquier intento de dar explicación a los acontecimientos que se están llevando a cabo en El Cairo y Alejandría. Noticias hay, pero con un sesgo no grande, sino gigante. A poco más de una semana de las elecciones (no presidenciales), un viernes más se reunieron miles de egipcios en la mítica Plaza Tahrir. Al día siguiente manifestantes continuaban en la plaza y entonces fue cuando la policía intervino.

El centro de la ciudad se mantuvo estable y calmado todo el día de ayer sábado, de repente, como cualquier día normal cairota, una de las calles me derivaron a la Plaza Tahrir, en ese momento la escena de un vehículo policial destrozado y un ambiente tenso y cargado pronosticaban que la situación iba a empeorar. Los “rumores” están teniendo un papel vital en todo este proceso, se  crean y expanden de un modo voraz, confundiendo a la opinión pública, mostrando en ocasiones que los “peligrosos” son los manifestantes, “porque con su actitud anárquica” quieren desestabilizar el país (argumento muy útil para legitimar el poder militar). Los militares continúan al mando del Estado, algo que ha provocado la obstinación de los egipcios ya que se prometieron elecciones para el pasado mes de septiembre y se han ido posponiendo. Los manifestantes, de modo pacífico, únicamente piden “democracia”.

No tengo vocabulario suficiente para describir lo que amigos presentes constantemente en la Plaza han estado viviendo (y todavía están). Las fotografías del periódico “The Guardian” ofrecen unas panorámicas excelentes: Aquí tenéis el enlace.Tahrir

Anuncios