Home

En este vídeo un anónimo con una máscara para protegerse del gas lacrimógeno colgando de su cuello decide, en medio del estrés y la incertidumbre de la Plaza Tahrir, levantar su voz en alto y lanzar a todos los egipcios el hermoso himno de su nación. No tardan en unirse seguidores para que el mensaje de paz tome fuerza y se expanda con energía.

No importa entender o no la letra para sentir la unión y fortaleza de tantas personas desarmadas frente a un enemigo cruel cargado de gases mortíferos y pistolas.

El estribillo de la canción dice esto:

Mi país, mi país,

tú eres mi amor y mi corazón.

Mi país mi país

tú eres mi amor y mi corazón,

Egipto es la madre de todos los países,

tú eres mi fin…

Anuncios