Home

Hace unos meses escribí sobre aquel tétrico edificio al que todos los extranjeros debemos ir para tramitar la permanencia temporal en Egipto, El Mogammaa. Una vez más he tenido que  ir a realizar el mismo proceso de siempre, pero en esta ocasión la espera ha sido mucho peor que otras veces, fue hace una semana, un par de días antes del 25 de enero.

Estas  imágenes ayudan a entender el desorden de ese lugar en el que esperas de tres o cuatro horas se mezclan con filas anárquicas en las que nadie respeta el turno, las funcionarias agarran los pasaportes y los amontonan como si fuera pescado, el miedo a no encontrar el mío está presente a lo largo de las horas que debo permanecer ahí. Pero, curiosamente, nunca se pierden.

http://youtu.be/0pDWA28d3Ag

Anuncios