Home

Hoy entré al tren en Ciudad del Cabo, era un día más, melancólico y gris a pesar del sol. Caras cansadas y aburridas en el tren ante otro lunes. De repente, uno de esos jóvenes con pantalones anchos que muestran la ropa interior, con una cara seria que impone, escucha música con su celular, sorpresa, primero, al escuchar la música en castellano y, segundo, por lo bonita de la canción. Aquí la dejo:

Anuncios