Home

El aumento de los robos en Ibiza está llegando a unos límites nunca vistos antes.

Es ecuatoriano, con ojos que no se ven debido a su sencilla e intensa sonrisa que achina su mirada. Moreno de piel, relajado, súper amable y trabaja todo el día bajo el sol en el parking de una playa de Ibiza, Sa Caleta, junto a un restaurante que recibe el mismo nombre, al lado del mar y rodeado de matorrales verdes.

Este hombre recomienda a cada una de las personas que llegan con su coche a la playa que tengan mucho cuidado a lo largo del día, porque hay tantos robos como peces en el mar. Hace tres día un coche amarillo se paró junto a él, bajó la ventanilla y un hombre con cara de pocos amigos le preguntó ¿eres tú el hijo de puta que va diciendo a la gente que tengan cuidado con los robos?, a continuación salió en busca de ayuda al restaurante que está a escasos 15 metros y, un par de segundos después, sintió un golpe en el cráneo. La siguiente escena que recuerda es estar ingresado en el hospital.

El aeropuerto de Ibiza es El Dorado para ladrones

En el aeropuerto de Ibiza los robos se dan a diario, ¡¡A DIARIO!!. Tan sólo hay que ir a preguntar a cualquier persona que trabaje allí, especialmente en los alquileres de vehículos. Y es que en el párking del aeropuerto en donde se recogen los coches de alquiler hay robos en cada turno. Personalmente recuerdo una familia brasileña robada hace una semana, alguien llamó su atención desde un coche y otro cogió dos grandes maletas en pocos segundos y huyeron, los acompañé a la guardia civil del aeropuerto e hice de traductor porque ni siquiera hablaba inglés (sin contar la falta de modales y educación del mismo, me dio vergüenza) . El día después una pareja de argentinos de luna de miel estaba colocando el GPS en el coche que acaban de alquilar, en la primera planta del edificio, mientras lo hacían junto a un trabajador de la compañía el maletero del vehículo fue vaciado. Otro día un coche pasó a toda velocidad arrancando el bolso de una turista de Inglaterra de sus brazos y huyendo. ETC ETC ETC.

Y muchos os preguntaréis “¿no hay cámaras o barreras para que los vehículos no salgan tranquilamente?”. Pues… cámaras sí que hay, pero lo primero que te dice la policía es que es necesaria una orden judicial que tardará no se sabe cuánto, además, el personal seguridad sólo puede ver las imágenes en el momento que transcurre el hecho, no después. También, en ese parking, la barrera de seguridad está pero, automáticamente, se levanta en cuanto se aproxima el vehículo.

Yo he presenciado personalmente varios momentos post-robo este verano, en el que el turista, nervioso, acababa de ser robado. 

En llegadas del aeropuerto, un hombre estaba alquilando un coche y dejó su maleta en sus piernas, en pocos segundos fue robada. Y es que las cámaras del aeropuerto tienen una función persuasoria, y los ladrones saben de eso.

Cualquiera que trabaje en el aeropuerto sabe de eso, sabe quienes son las caras sospechosas que están rondando la zona previa al robo, saben quiénes son los taxistas ilegales que buscan sus presas por el aeropuerto. Hay un miedo brutal a opinar sobre este tema y se va dejando pasar, pero a parte de terror ya da asco y es preocupante.

 

Anuncios