Home

Cuando llegué a Rusia hace nueve semanas, por un euro me dieron 45 rublos y, ahora, está llegando (casi) a los 70.

Para quien viene como turista esto resultará una maravilla, estar en una de las ciudades más caras del mundo, Moscú, con un importante descuento en todo. Sin embargo, para la realidad rusa esto va a traer serios problemas.

Rusia, un país que prácticamente importa todo, empieza a ver cómo su dinero vale cada vez menos y, por tanto, necesita más para comprar lo mismo de siempre. Parece que los malos días para este país comenzaron con el asunto de Crimea, al que una serie de boicots internacionales le acompañaron pero, en realidad, independientemente de mi postura respecto a este tema, está claro que, de no haber sido por este tema, se habría buscado otro distinto para boicotear al país más grande del mundo. Seamos realistas, Europa necesita a Rusia, pero lo quiere sumiso.

Caída del Rublo respecto al Euro

Caída del Rublo respecto al Euro

Rusia no tiene una infraestructura para alimentar a su población sin necesidad de importar. Por lo que la idea de “consumir lo que producimos” es difícil en estos momentos de crisis. Así que en los próximos meses asistiremos a una subida importante en diversos bienes de consumo, entre los que hay que destacar LA COMIDA. Ya se aprecian algunos brotes, por ejemplo, cada día la carne está sutilmente más cara y la calidad empieza a decaer.

Se pueden hacer todas las cábalas que uno desee, pero la economía depende de muchos factores, por lo que lo subjetivo en estas teorías nunca está ausente. Por el momento, se especula que antes de verano de 2015 darán por cada euro unos 200 rublos... No me quiero ni imaginar la situación del país si eso ocurre. Los años noventa fueron un periodo muy duro para los rusos que, literalmente, no tenían ni para zapatos. Aquellos nacidos en ese periodo han vivido el periodo de esplendor económico ruso y viven en una burbuja al tratar este tema, pero sus padres y abuelos saben muy bien lo que supone comparar un futuro próximo con la última década del siglo veinte…

 

 

Anuncios