Home

Hace un par de días una joven que caminaba por el centro de Santiago de Chile fue empujada mientras caminaba, al grito de “cuica” (en España se dice pija; fresa en México; gomela en Colombia;  cheta en Argentina; sifrina en Venezuela; pituca en Perú). Según relata la víctima fue debido a su apariencia, centrándose el debate en su color de pelo, rubio, y sus ojos claro.

Mucho se ha comentado estos días en redes sociales, creándose posturas dicotómicas que muestran los dos “Chiles” que existen en el país. Una cosa es clara, agredir a alguien debe ser siempre condenado, siempre.

Y es que Chile mantiene unos niveles de segregación importantes en diferentes esferas: económica, urbana, educativa,… La ciudad de Santiago se compone de grandes agrupaciones de zonas en los que ahí residen mantienen unos ingresos similares, que nada tienen que ver con los de otros distritos vecinos, formando una heterogeneidad de áreas con grandes diferencias de salarios por hogar.
Además de distribución urbana, los salarios no solo definen dónde vives, también van de la mano de la educación y… ¡¡de hasta rasgos faciales!!. Cuando llegas a Santiago, dependiendo de la zona en la que estés, ves un Chile que nada tiene que ver con el que se encuentra a unas simples calles más arriba/abajo. Hay zonas en la ciudad en las que un ejército de personas rubias y altas pasean y, otras, en las que apenas ves a alguien que no tenga el pelo negro azabache.

Al parecer, según narra la noticia de la mujer (rubia de ojos claros) fue agredida porque sus rasgos físicos no coincidían con la zona en la que caminaba, según se interpreta al leer. Muchas personas han recriminado este argumento, señalando que no es cierto, que nunca habían escuchado una historia similar. No seré yo quien opine y juzgue la situación, pero un hecho es claro en este país y llama la atención: la geografía económica de la capital de Santiago coincide con la apariencia biológica de las personas. Y esto no es propio de un tipo de sociedad liberal, esa que gran parte de chilenos se enorgullecen de mostrar, no, esto es más propio de sistemas feudalistas en donde las clases se mantiene sin filtraciones externas de ningún tipo.

salario-chile

Distribución general de los ingresos de la ocupación principal en Chile / Fuente: 24horas.cl sobre el estudio de la Fundación Sol, basado en la “Nueva Encuesta Suplementaria de Ingresos (NESI) de 2013.

En Chile, el 1% de la población concentra alrededor del 30% de los ingresos de todo el país. O sea, hablando en euros y redondeando cifras, menos del 16% de la población gana más de 1.000 euros, en un país en el que el transporte público cuesta alrededor de 1 euro, el precio de la vivienda está al nivel de Europa y el papel higiénico es mucho más caro que en España, Estados Unidos o Australia.

Un día fui a pasear a una playa en Chile, en Huechuraba, realmente me sorprendió su homogeneidad; personas rubias, blancas, ojos claros,… familias y parejas en las que no existía ninguna “mezcla”, ni una sola pareja mestiza.

Chile tiene un problema serio, muy serio. El siguiente vídeo ayuda a reflexionar sobre la situación en Chile, en donde la percepción de alguien de piel clara va relacionado con elementos positivos:

 

 

Anuncios