Stellenbosch, el paraíso del vino.

Tras unos tres cuartos de hora de viaje en coche entre paisajes que recuerdan al largometraje de Parque Jurásico se aprecian grandes extensiones de un verde intenso. Son los kilométricos viñedos que abrazan la pequeña ciudad llamada Stellenbosch. Grandes factorías de vino han sido convertidas en acogedores hoteles que ofrecen la posibilidad de pasar elSigue leyendo “Stellenbosch, el paraíso del vino.”